Espacio interior // Espacio interior (© Toyota Motor Sales, U.S.A.)

Ampliar imagen

Espacio interior

El interior del Sienna incorpora muchos cambios en sus modelos 2011.La posición del conductor es más reclinada y ofrece mayor desplazamiento hacia atrás; ambas características harán que los conductores más altos viajen más cómodos. La mayoría de los modelos incorporan una pantalla multi-informativa (MID) en la parte superior del tablero. En ella sabremos del tiempo y la temperatura, del clima y de la configuración del control de crucero y, en versiones sin sistema de navegación, tendremos imagen de la cámara de visión trasera. Los controles para el MID están bajos, en el panel central, de modo que los conductores deberán mirar hacia arriba y hacia abajo para controlar la unidad. El otro cambio es en los materiales. El nuevo tablero de instrumentos, aunque sólidamente montado y atractivo, es de plástico delgado y hueco y una preocupación frente a futuros ruidos y vibraciones. Esperábamos más de un vehículo que puede llegar a valer $ 40.000.
Las minivan requieren espacio y comodidad y el Sienna tiene mucho de ambos. Ambas puertas deslizantes (disponibles con accionamiento eléctrico) y la baja altura de conducción hacen del Sienna un vehículo mucho más cómodo para una familia que los más altos SUV. Es factible configurar el vehículo para siete u ocho pasajeros. Cuando se compra la unidad con ocho plazas, el asiento central de la segunda fila puede removerse. Se separa y guarda junto a la pared de la parte trasera de la camioneta. Aunque más pequeña y menos cómoda que las butacas tipo capitán a los costados, esta butaca ofrece un práctico paso hacia la tercera fila, la que cuenta con espacio suficiente para dos adultos o tres niños. No obstante, los adultos querrán viajar allí solamente por tramos cortos, pues el asiento es bajo y un pasajero de cierta altura viajará con sus rodillas en la barbilla.