© FBI.gov

Hoy en día se puede comprar prácticamente cualquier cosa por Internet, desde ropa y pizza hasta música y boletos de avión. Y aunque la mayoría de las transacciones se llevan a cabo de manera legal y segura, hay algunos delincuentes que tratan de engañar y robar a los consumidores.

El Centro de Quejas de Delitos Cibernéticos del FBI recibe muchas de estas quejas, y hay una que ha resaltado en los últimos años: el fraude de venta de autos por Internet.

Entre 2008 y 2010, el centro recibió casi 14,000 quejas de consumidores sobre estafas relacionadas a la venta de autos por Internet. Colectivamente las víctimas de esta estafa perdieron casi 44.5 millones de dólares. Es por eso que el FBI ha emitido una alerta de fraude para informar a los consumidores a tomar precauciones con este tipo de transacciones.