Honda Ridgeline // © Honda Motor of America, Inc.

Ampliar imagen

Honda Ridgeline

El mercado estadounidense de pickup chicas a medianas se está achicando, en primer término debido a que no dejan a sus fabricantes los mismos beneficios que las pickup grandes. Honda encontró su respuesta a este problema, fabricando el Ridgeline a partir de una plataforma monocasco tipo auto, en lugar del tradicional chasis y posicionándolo 10.000 dólares por debajo de su competencia.

A diferencia de otras camionetas, la caja es parte inseparable de la carrocería y cuenta con un baúl que se puede cerrar con llave. La carrocería unificada disminuye la capacidad de carga de la Ridgeline en unos cientos de libras pero no afecta su arrastre y permite un andar más suave y refinado que el de sus competidores.

Competidor más cercano: Toyota Tacoma