© Mazda North American Operations // Mazda Mazda3

Puedes entonces asumir el problema o hundir tu cabeza en la arena y que sea lo que sea. La cuestión, realmente, es: ¿Lo dejarás probar suerte con un usado o lo ayudarás con la financiación para que acceda a la seguridad y confiabilidad de uno nuevo? Analizamos aquí la última opción e identificamos 10 prácticos y accesibles primeros autos para adolescentes.