No todos los sonidos que tu auto emite son agradables. Quizás las notas disonantes quieran indicar que algo está funcionando mal.

© Daniel Grizelj - Getty Images

¿Sueles prestar atención a los sonidos de tu auto? No hablamos de la admiración que nos produce el sonido ronco del escape o del súper potente sistema de sonido multimedia. Nos referimos a los sonidos que hace tu automóvil al doblar, frenar o mientras el motor regula su marcha. Si la respuesta es no, deberías comenzar a hacerlo pues quizás tu auto te esté dando aviso por ese medio de algo malo que le sucede.

Un auto en movimiento es una compleja sinfonía y la mayoría de sus sonidos son tranquilizadores: el zumbido de las cubiertas, el ruido sordo del motor, el rugido del escape. Pero cada tanto una nota no responde a la partitura. Es la forma que tiene un vehículo de decir que algo anda mal y necesita atención especial.

AprendEsta es una guía para comprender el significado de esas notas y cuáles de ellas pueden desencadenar una reparación costosa.