BMW 335i Convertible // © BMW AG

Un buen diseño no siempre implica un precio elevado, incluso en el caso de los automóviles. "Un vehículo que se ve bien es un vehículo que se ve bien, sea un Tata Nano de $2,500 o un Aston Martin Rapide de $220,000", dice Stewart Reed, presidente del departamento de diseño de transporte del Art Center College of Design de Pasadena, California.
Detalles tales como la claridad de la superficie del vidrio, por ejemplo, pueden marcar la diferencia entre un automóvil realmente bien fabricado y otro que se siente como una lata. "Es posible que uno no sepa en forma consciente por qué luce tan atractivo, pero un buen diseño transmite una sensación de autoridad y refinamiento de las superficies", dice Reed. "La luz y los reflejos juegan sobre las superficies y eso es a lo que responde la gente." Estos son nuestros elegidos para los 10 automóviles de mejor aspecto en sus respectivos niveles de precio, desde el rincón de las gangas hasta la crème de la crème.