Asegurarse de que los faros antiniebla funcionen // © Bruce Whitaker

Ampliar imagen

Asegurarse de que los faros antiniebla funcionen

Las temperaturas más cálidas por la mañana implican una tendencia a la neblina. Como es probable que hace tiempo no uses tus faros antiniebla, este es un buen momento de chequear los focos. Enciende los faros delanteros y presiona el botón de los faros antiniebla. La luz debería brillar sobre el asfalto justo delante del vehículo, no a un costado ni muy adelante. Recuerda que las antiniebla operan con las luces bajas y se apagan automáticamente cuando prendes las luces altas.