Los autos más caros son tanto ejemplares de la ingeniería automotriz como obras maestras del lujo móvil. Estas son las máquinas más diestras, rápidas e innovadoras que circulan por los caminos. Carrocerías fabricadas con increíbles materiales ligeros, tableros que recuerdan cabinas de aviones de combate, tapizados de cuero del piso al techo, son solo algunos detalles de categoría que puedes esperar si posees alguna de estas delicadas piezas de metal. Todos ellos cuestan más de lo que pagan por su casa la mayoría de los habitantes de nuestro país. Desde un Mercedes de $ 500.000 que se desliza a más de 200 mph, pasando por el último diseño de Aston Martin de $ 1,4 millones, hasta una creación sueca de $ 2,1 millones que bien podría competir en la Fórmula Uno, he aquí los autos de calle más caros nunca fabricados.


(Los precios reflejan el valor al momento de su producción y no de su subasta años después)