© AP Photo-Charles Dharapak

El vehículo presidencial de Obama contrastó hace unos días, en la cumbre de la OTAN, con el automóvil eléctrico en el que se traslada el presidente de Portugal, José Sócrates.

"La Bestia" tiene un rendimiento de combustible pobre: 8 millas por galón. Se necesita mucha gasolina para mover la limousine, puesto que el blindaje y los dispositivos de seguridad la hacen realmente pesada. Mira esta galería y descubre las sorprendentes cifras que representa el vehículo.