Chevrolet Equinox // © MSN Autos

Ampliar imagen

Chevrolet Equinox

La primera generación del Equinox no se hizo en este tema ningún favor. Era sencillamente uno de los crossover con peor andar del mercado, propenso a que la carrocería se inclinara mucho y a que los pasajeros sufrieran sacudidas en sus cabezas. Estamos complacidos de decir que la generación siguiente es mucho mejor. El Equinox es ahora más parecido a un auto. La excesiva inclinación de la carrocería ya no está y los pasajeros no se sienten navegando en un barco en mares tormentosos. El nuevo modelo es tan bueno, punto por punto, como el Honda CR-V o el Toyota RAV4 en términos de manejo. Chevy está ahora en el juego.

El andar no es malo, tampoco. Con las ruedas estándar de 17 pulgadas, el Equinox absorbe cualquier surco, hondonada o bache que aparezcan en el camino sin que el pasajero pierda comodidad. Nuestra única queja es cierto repiqueteo de la carrocería sobre superficies irregulares. Probamos también el Equinox con las ruedas de 18 pulgadas disponibles y no notamos diferencias.

El motor básico fue actualizado este año con el agregado de inyección directa de combustible que mejora tanto la potencia como la economía. La cosa funciona: el cuatro cilindros de 2.4 litros muestra potencia partiendo de cero y circulando en carretera. Tiene una capacidad de sobrepaso bastante aceptable y es más suave que la mayoría de los cuatro cilindros. Chevrolet reporta 8,6 segundos para ir de cero a 60 mph y este número puede ser todavía un poco bajo. El 2.4 también es líder en su categoría por economía de combustible. Ni siquiera los más pequeños RAV4 o CR-V pueden equiparar las 32 mpg en carretera del Equinox.

Esta es una buena noticia. La mala es que Chevrolet decidió cambiar la motorización tope de la línea Equinox el V6 de 3.6 litros, por otro de 3.0 litros. Aunque la cantidad de caballos sea la misma que la del saliente 3.6, el 3.0 tiene 28 libras pie menos de par motor y en la calle se siente bastante menos potente. De hecho, el V6 no parece ser mucho más potente que el cuatro cilindros. Chevy dice que el 3.0 puede acelerar un Equinox con tracción delantera hasta las 60 mph en 7,8 segundos, pero este registro es menos de un segundo más rápido que el producido por el cuatro cilindros. Dados los $ 1.500 de diferencia en el precio y la penalización recibida en la economía de combustible, nosotros recomendamos el de cuatro.