Tue, 04 Sep 2012 18:18:59 GMT | By Simón Gómez V., para MSN Latino
Automóviles Pagani, maravillas tecnológicas con alma argentina

Cuerpo italiano, corazón alemán y alma argentina



Pagani Huayra/Zonda (© © Pagani Automibili S.p.A)
Siguiente
Anterior
Anterior
  • Pagani Huayra/Zonda (© © Pagani Automibili S.p.A)
  • Pagani Zonda (© © Pagani Automibili S.p.A)
  • Pagani Huayra (© © Pagani Automibili S.p.A)
  • Pagani Huayra (© © Pagani Automibili S.p.A)
  • Pagani Huayra (© © Pagani Automibili S.p.A)
  • Pagani Huayra (© © Pagani Automibili S.p.A)
  • Pagani Huayra (© © Pagani Automibili S.p.A)
  • Pagani Huayra (© © Pagani Automibili S.p.A)
Siguiente
© Pagani Automibili S.p.AMostrar imágenes
Anterior1 de 10Siguiente
Compartir galería

El cuerpo es italiano, el corazón alemán y el alma argentina. Los automóviles Pagani, primero el Zonda y ahora el Huayra son dos maravillas tecnológicas creadas por el ingenio de Horacio Pagani, un diseñador e ingeniero argentino que apuntó a la luna y está alcanzando las estrellas.

Con grados de diseño industrial de la Universidad de la Plata y de ingeniería mecánica de la Universidad de Rosario, una invalorable experiencia local tanto en diseño como en ingeniería y una carta de recomendación de su héroe personal Juan Manuel Fangio, el aún joven Pagani se trasladó a la provincia de Modena, en Italia, meca del automovilismo exótico, casa de las dos grandes leyendas del automovilismo italiano, Ferrari y Lamborghini.

Pagani se empleó en Lamborghini, tal como Ferrari fue alguna vez empleado de Alfa Romeo, y concentró su actividad tanto en la investigación de aleaciones de materiales, especialmente fibra de carbón, como en el diseño de prototipos tales como el Lamborghini Countach Evoluzione. En 1988 Pagani decide fundar su propia empresa de investigación, diseño y consultoría Pagani Composite Research, la cual continuo la colaboración con Lamborghini, así como con clientes tan prestigiosos como Ferrari y Aprilia y estableciendo una relación con la división AMG de Mercedes-Benz que probaría ser invalorable en el futuro.

publicidad
0Comentarios